Inspectores de educación acudieron por sorpresa a los centros donde hubo mayor absentismo en las pruebas externas de CDI para obligar al alumnado a realizarlas.

Padres denuncian “coacciones” a alumnos para realizar las pruebas externas (Madridiario)

El nuevo consejero de Educación, Javier Hernández, en sustitución de Lucía Figar, se ha estrenado con polémica. Después de que muchos padres decidieran no llevar a sus hijos a las pruebas externas de CDI que viene realizando la Comunidad y las nuevas resultantes de laLOMCE, este miércoles varios inspectores se han presentado en los centros donde hubo alto absentismo el día previsto para hacerlas y han obligado a los alumnos a realizarlas, lo que ha provocado escenas de indignación entre los niños y sus padres. La Comunidad asegura que es el procedimiento habitual.

“Mis hijos, en 3º y 6º de Primaria, no fueron a examinarse porque no sabíamos que consecuencias iba a tener para ellos realizar esas pruebas y presentamos un justificante de ausencia por motivos personales por el que nos hacíamos responsables. Hoy, sin avisar, han sacado de clase de 6º de Primaria a algunos alumnos a otro aula y les han obligado a hacer el examen, pero como ya tienen una edad no querían hacerla y les han coaccionado”, denuncia María Díez, una de las madres del colegio Chozas de la Sierra de Soto del Real.

Otros años ha habido colegios que no hacían el examen que implantó la Comunidad para evaluar las conocimientos de los alumnos, como el Palomeras de Vallecas o el Trabenco de Leganés, pero en esta ocasión la movilización contra estas evaluaciones ha sido mayor porque también se implantaban las nuevas pruebas que introduce la reforma educativa, la LOMCE, a partir de 3º de Primaria, y la fapa Giner de los Ríos aconsejó a los padres no presentar a los alumnos. La Comunidad de Madrid argumenta que siempre se ha realizado una segunda prueba sorpresa en los centros donde había absentismo el día señalado, aunque, según los sindicatos, nunca antes había habido tantas quejas por este motivo.

Los sindicatos han recibido numerosas quejas de padres y ampas, y las familias se están organizando para presentar reclamaciones por esta situación que en algunos casos ha derivado en escenas que han tachado de autoritarias. Según explica María Díez, en el centro de sus hijos les han llevado a un aula sin informar a los alumnos para qué era y una vez allí muchos niños se han negado a hacer la prueba. Uno de ellos ha pedido llamar a sus padres y no le han dejado, mientras otro ha levando los brazos y se ha negado a hacerla, pero los inspectores han continuado insistiendo hasta que ya casi sin tiempo lo ha intentado, según esta madre. “Les han quebrantado su libertad y les han obligado a hacer la prueba sabiendo que sus padres no querían. Los alumnos se han sentido bastante mal”, ha criticado Díez.

Otra madre y presidenta del ampa del Colegio Gustavo Adolfo Bécquer, Susana Villar, del distrito de Ciudad Lineal se ha personado por la tarde en el centro, junto a otro padres, y ha pedido el examen. El inspector lo entregado, pero les ha asegurado que constaría como suspenso y no como no presentado. Ella lo ha roto delante de él. Según relata, la situación ha llegado al extremo de que una alumna que iba a participar como representante del colegio en un congreso de medio ambiente ha sido sacada del coche en el que se iba con la jefa de estudios y personal del centro y ha acabado haciendo el examen mientras su familia, que había firmado el permiso de salida, pensaba que estaba participando en el congreso. “Casi han obligado a los niños, porque les han coaccionado”, afirma Villar.

CCOO, UGT y CGT han denunciado las diversas situaciones que se han vivido en centros como Trabenco (Leganés), Palomeras Bajas (Vallecas-Madrid), Miguel Hernández (Getafe) o Pico de la Miel (La Cabrera) entre otros. Los inspectores han acudido a los centros, cuyos equipos directivos no estaban avisados, algo que según la Consejería de Educación se viene realizando así desde hace años, aunque “no hay ninguna orden instando a la inspección educativa” para la realización de estas pruebas sorpresa. “Han venido padres quejándose de que ha sido vergonzoso”, indica Virginia Fernández, secretaria de Comunicación de FETE UGT. “Los docentes están obligados a seguir las órdenes de la inspección, pero esto es obligar a padres que no han querido que sus hijos hagan un examen del CDI”, asegura Isabel Galvín de CCOO. Además, apuntan que podría ser irregular hacer estos exámenes sorpresa al ir contra el procedimiento indicado en las resoluciones que regulan las pruebas, y que los resultados no serán fiables al ser los exámenes distintos.

http://www.madridiario.es/educacion/lomce/javier-hernandez/3%C3%82%C2%BA-de-primaria/evaluaciones-externas/coacciones/423428

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en NOTICIAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s